Terapia Cognitivo Conductual: Lo que hay que saber.





Quizá has oído o leído sobre este tipo de terapia. La terapia cognitivo conductual (TCC), es una combinación de dos tipos de terapia, la de conducta y cognitiva. En esta terapia se toma en cuenta lo que sentimos, lo que pensamos y como actuamos a partir de estos sentimientos y pensamientos. La TCC nos permite ser conscientes de que nuestros sentimientos, pensamientos y acciones, están muy relacionados entre si, pero sobre todo, nos permite conocer el porqué de nuestro comportamiento. Con la TCC será mucho más sencillo encontrar soluciones a nuestro problema y esto nos permitirá entender lo que nos pasa para de esta forma comenzar a sentirnos mejor.


Aunque esta terapia es considerada como una de las más efectivas en el ámbito de la psicología, hay que recordar que los resultados y beneficios obtenidos dependerán de muchos factores. Se debe entender que cada individuo es único y funciona de manera diferente según su experiencia, entorno social y de como es que ha aprendido a enfrentar eventos tanto buenos como malos a lo largo de su vida.


A continuación, expongo algunas cosas que debes saber sobre este tipo de terapia por si estás pensando ir con un terapeuta especializado en TCC.

  • El cliente o paciente debe saber que es una terapia dinámica y que se requiere su participación activa para lograr definir los objetivos de su tratamiento y decidir como lograr alcanzar esos objetivos. El terapeuta es un guía, y aporta conocimientos y técnicas para que el paciente logre establecer y adaptar estas metas.

  • La TCC se maneja en base a objetivos y se enfoca en problemas específicos. En definitiva, hay que definir cual es el problema o problemas que presenta el cliente, para así dar prioridad y hacerlo mucho más manejable.

  • Centrada en el aquí y ahora. Si buscas encontrar muchas cosas y eventos del pasado relacionados con tu problemática actual, esta posiblemente no sea tu terapia, ya que esta se centra en pensamientos y acciones en el presente. Si bien considera ciertos aspectos o experiencias de los primeros años de vida, su fuerte es el presente, no profundiza demasiado en el pasado. Pero te ofrecerá un tratamiento capaz de empoderarte y centrarte en factores que puedas controlar.

  • Tu puedes llegar a ser tu propio terapeuta. La TCC pretende enseñarte habilidades básicas que te ayudarán a manejar los asuntos que te llevaron al estrés o desequilibrio emocional actual. Esta terapia no te quiere cautivo del consultorio, al contrario, como dice el dicho: "Te enseña a pescar" para que a futuro, puedas resolver más fácil tus problemas y prevenir posibles recaídas.

  • La TCC es ordenada y tiene una estructura clara. La relajación, restructuración cognitiva, activación conductual, exposición y hasta meditación, son las técnicas más comunes de las puede echar mano esta terapia. En conjunto con tu terapeuta descubrirás cuales son más útiles para ti o cuales pueden apoyarte de acuerdo con tu situación en particular.

¿Porqué funciona la TCC?

Funciona porque no solo se enfoca en observar lo que hacemos, sino también en el como hacemos las cosas, siempre tomando en cuenta nuestras emociones, pensamientos y sobre todo, comprendiendo el porqué hacemos lo que hacemos. Esta terapia es muy eficaz porque descompone los grandes problemas en otros más pequeños, de esta manera serán más sencillos de tratar. También ayuda a trasformar tareas imposibles o consideradas inalcanzables, en una serie de pasos realizables y alcanzables.

Saber lo que necesitamos hacer para sentirnos mejor, es muy importante y útil. Es el primer paso para comprender lo que nos está sucediendo, y las técnicas que vamos obteniendo a traves de esta terapia, serán la medicina para empezar a sentirnos más aliviados.




Referencias.


Gillihan (2018) Terapia Cognitivo Conductual Fácil


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo